El "poble" ha hablado

domingo, 11 de julio de 2010 by Nacho Martín
Ayer, cientos de miles de personas salieron a las calles de Cataluña para protestar contra la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut. Los ciudadanos catalanes utilizaron un instrumento muy poderoso, a la vez que muy democrático: la manifestación masiva.

Todos los partidos políticos catalanes con representación parlamentaria, a excepción del PPC y de Ciutadans se han pronunciado en contra de la sentencia del Constitucional. Y esta decepción política se ha plasmado también en las calles de Cataluña.

Yo, madrileño, siempre he abogado por la permanencia de Cataluña y el resto de regiones y nacionalidades históricas dentro de España. Pero no desde la base de la imposición o de la "indisoluble unidad nacional", sino desde el respeto por la pluralidad y multiculturalidad del Estado. En mi opinión, de esta manera ganamos todos. Pero no cabe duda que la construcción del sentimiento independentista en Cataluña no la están haciendo los nacionalistas catalanes, sino los españoles. Esta sentencia del Tribunal Constitucional y las respectivas reacciones de los principales partidos políticos españoles (cierto es que con diferentes matices) han hecho aflorar esa sensación de los catalanes de que no es sólo que ellos no pueden decidir su propio futuro, sino que ni siquiera se está contando con su opinión.

La interpretación del Estatut de un Tribunal de mayoría conservadora que debía haber sido renovado hace tiempo es de una rigurosidad extrema. No sólo tacha de inconstitucionales algunos preceptos que para los partidos catalanes eran de innegociable importancia (como el concepto de nación), sino que dejan aparcados otros menos importantes (como el de derechos y obligaciones lingüísticas o la distribución territorial en veguerías) pero que, por ello, han tocado la fibra sensible de los ciudadanos, que han podido sentir una especie de ataque personal contra ellos, y hasta cierta humillación.

No debemos olvidar que el Estatut que ha recortado el Tribunal Constitucional ya estaba de por sí recortado respecto al que se aprobó en el Parlamento de Cataluña hace ya 5 años. Este texto fue negociado y aprobado en las Cortes Generales, representantes de todos los españoles. Y, finalmente, fue refrendado por el pueblo de Cataluña con una mayoría aplastante de votos a favor. Es decir, aquí no ha habido ni trampa ni cartón. No hay intentos de independencia unilateral o de cambio político mediante la violencia (achacables ambos al caso vasco), sino simplemente un proceso llevado por todas las vías democráticas disponibles.

Por ello, el poble de Catalunya ha parlat. Y por ello, ahora la pelota está en el tejado de nosotros, los españoles que, sin ser catalanes, apreciamos su cultura y queremos que permanezcan con nosotros. Desde aquí deben saber que no somos pocos, y que cuentan con nuestro apoyo. Por eso, también nosotros debemos movilizarnos, porque la aprobación del Estatut que realmente quiera el pueblo catalán es la condición indispensable para que podamos mantener esa unión en la que tan a gusto hemos estando tantos años.

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Sergio: Muy bueno Naxo...aunque la solución se llama FEDERALISMO

Anónimo dijo...

Marcos Zwirek: "pero no cabe duda que la construcción del sentimiento independentista en Cataluña no la están haciendo los nacionalistas catalanes, sino los españoles". Totalmente de acuerdo Nacho, este debate político y el menosprecio por parte de la sociedad española hacia todo lo que huela a catalán. No comparto las ideas del Sr. Carod Rovira pero como un día dijo en Tengo una pregunta para usted : "Como quieren que los catalanes se sientan a gusto en un Estado que menosprecia continuamente a Catalunya" y "Si ustedes saben decir Suarzeneger y no Josep Lluís, ustedes tienen un problema".
Toda la razón.
Cuando reconozcamos y estemos orgullosos de nuestra diversidad como Estado, seremos más plurales y a la vez nos veremos como más iguales.

Ergo dijo...

no te equivoques....

El Estatut... en mas de un 95% se ha aprobado...
Lo que no se ha aprobado es el único punto que le interesaba a los políticos catalanes: control absoluto en lo económico y en lo judicial.
Todos los demás puntos... se las trae floja.
El pueblo... ignorante... se deja azuzar por la propaganda.
El Estatut está aprobado... pero a la gente le queda la sensación de que no... de que en Madrid lo han anulado.

La manifestación de ayer es bien curiosa...
Siempre, los catalanes se vanaglorian de que pasan de la política... que no se dejan comer la cabeza por los políticos... pero ayer salieron en masa.
No salieron por los 4 millones y medio de parados que tuvimos hace poco.
Salen porque el TC ha dicho -COMO ES LÓGICO- que Cataluña no puede tener control absoluto de las cuentas y de la justicia....
Yo lo veo algo razonable.

Poloeste dijo...

Leo los tres comentarios, tres comentarios hechos por no catalanes, dos que representan a esa España a la que respetamos y que nos respeta, a la que queremos comprender y que se esfuerza en comprendernos, esos dos primeros comentarios representan a todos esos ciudadanos con los que los catalanes nos sentimos orgullosos de proclamarnos también españoles, representa a nuestros compatriotas. En cuanto al tercero, evidentemente representa, cada vez para más de nosotros, esa otra españa centralista, zafia, cerrada e ignorante, por cierto, bastante más ignorante como se demuestra en ese comentario, que ese pueblo que ayer salió a defender democráticamente los derechos de su tierra. Añadiría, que como también se expuso ayer en las calle de BCN, no queremos nada con esa españa, nada compartimos, ni nada hay que queramos compartir con ella. Y por cierto, será unidos a esa"nuestra España", la de los pueblos y culturas, con la que hoy jugaremos,ganaremos y celebraremos el Mundial de Fútbol, con ella sí seguiremos de la mano, a esa otra casposa nación, eso sí, sonriendo y con la manita les dijimos ayer,"adeu espanya, adeu"...

Anónimo dijo...

Unas palabras meditadas y basadas en la realidad. Enhorabuena por tu post.

Lástima que vayan a ensuciarlo algunos cavernarios casposos de la España profunda...

A la España de esos tipos, que demuestran su desprecio hacia los catalanes, y que curiosamente coincide con un bajo/nulo nivel cultural es a la que decimos

!Adeu!

Nacho Martín dijo...

@Sergio: Sin duda, sería un marco mucho más aceptable para las nacionalidades históricas que el que tenemos ahora.

@Ergo No estoy de acuerdo contigo, no es ese el único punto que no se ha aprobado. Y si crees que toda la gente que salió ayer son borregos que sólo siguen a los líderes políticos, creo que estás muy equivocado.

@Marcos, @Poloeste y @Anónimo: Gracias a los tres, cualquiera que haya salido un poco de su pueblo sabe que lo que nos une es más que lo que nos separa, y lo importante es no dejar que esos que nos quieren separar lo consigan, porque nosotros nos entendemos perfectamente, el problema lo tienen ellos.

Bronte dijo...

Muchas gracias por tu post. Desgraciadamente, los que piensan al contrario que tú hacen mucho más ruido, y a veces se nos puede llegar a olvidar que la gran mayoría de este país acepta y entiende que España es un Estado plural que debemos querer.
En serio, de nuevo muchas gracias. Me has arrancado una sonrisa

MarcArt dijo...

Hola Nacho! Me gusta como escribes y sobretodo, tu gran sentido de abstracción y capacidad de análisis objetivo. A veces, desde Cataluña, se echan de menos estas capacidades en los opinadores de España. Dicho esto, quisiera añadir que quizas por tu juventud (aunque yo tengo 27 años...) noto una gran ingenuidad en tus palabras, ya que lo que pides es lisa y llanamente imposible. España, por otra parte legítimamente, hace ya algunos años que viene mostrando sus cartas sobre la mesa, y es la elección de qué tipo de país quiere ser: monolíngüe y mononacional. Y yo entiendo que siendo así les resulte de lo más incordioso una Cataluña quejosa, siempre insatisfecha y de lo más respondona. Ahora hemos llegado (o estamos llegando aún) a un punto en que Cataluña deberá de replantearse qué quiere ser, si una parte integrada en ese modelo de España que se le propone o por otro lado se embarca en otras aspiraciones. Y la única forma de que nos aclaremos los catalanes sobre qué es lo que mayoritariamente opinamos es que contemos cuantos estamos a un lado y cuantos en el otro, o dicho de otra manera: una consulta/referendum de autodeterminación. Tan sencillo y a la vez tan "ilegal" como eso. Esta es mi opinión, como catalán que tambien intententa analizar la sociedad donde vive. Yo también tengo un blog y me encantaría que le echaras un vistazo y me dieses tu opinión (está en catalán pero con el traductor de google queda bastante bien traducido). http://laindependenciadecatalunya.blogspot.com/2010/07/manifestacio-10j-consequencies.html#comments
Un cordial saludo!
Marc

MarcArt dijo...

Hola Nacho,
se me han ocurrido algunas cosas más que me parece interesante comentarte. Una es que , complementando lo que te decía sobre que hay cada vez más una doble concepción en posiciones cada vez más alejadas sobre lo que es y lo que debe de ser Cataluña en el futuro(dentro de la misma Cataluña), existe una creciente percepción en Cataluña (favorecida por la terrible crisis económica que sufrimos y de la que no vemos clara una salida) de que España significa un lastre para la recuperación económica catalana. Es decir, que se añade al debate sobre cómo articulamos Cataluña dentro de España y de Europa los argumentos de bienestar que, no nos engañemos, son los que al fin y al cabo inclinarán la balanza hacia un lado o hacia otro. Existen plataformas y asociaciones actualmente que trabajan para analizar (y dibulgar) de forma rigurosa en cuan mejor disposición estaría Cataluña, como un estado dentro de Europa, para rehacerse y despegar económicamente (Centre Català de Negocis, búscalo es interesante).
Por si te sirve de ayuda mi visión de la situación, te diré que el malestar de parte de Cataluña es básicamente uno: la sensación que estamos en este proyecto llamado España por obligación, o dicho de otra manera, que Cataluña nunca ha tenido la oportunidad de ser preguntada de forma directa y clara si desea o no formar parte de España. Es muy probable que si se hiciese el referéndum saliera un sí mayoritario al “proyecto España”, lo cual indudablemente ayudaría a calmar los ánimos generales de Cataluña, ya que ante todo ésta es una sociedad democrática donde se respeta lo que decide la mayoría. Así que aquí va mi propuesta para ti y los que piensan como tú fuera de Cataluña (que según tu son muchos y de ser así yo digo que son demasiado silenciosos), y es que promováis el derecho de Cataluña a una consulta/referéndum (que no tiene por qué ser necesariamente vinculante jurídicamente) para que, no sólo podamos libremente decidir por qué via apostamos sinó para evitar lo que, de no podernos contar, puede desembocar en una división o fractura social similar a la del país vasco (con sus lamentables consecuencias). Confiemos en el “seny” de nuestros dirigentes y en el de nuestros conciudadanos y esperemos que, pase lo que pase en los tiempos venideros, apostemos unos y otros siempre por los cauces pacíficos y democráticos. Un saludo!
PD: te recomiendo esta canción a la que me he enganchado últimamente y tiene saborcito a playa: http://www.youtube.com/watch?v=U3-odKCyjio

MarcArt dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Hola Nacho.
Me ha parecido muy interesante tu entrada sobre la manifestación del sábado en Barcelona. Es gratificante encontrar gente que no es partidaria de la españa aplural y centralizada al máximo.
Soy catalana, aunque por circunstancias de la vida, he residido en otras partes de España. Y soy de esas personas que opinan ¿Por que tiene que prevalecer uno de los dos idiomas? ¿Por que o nos independizamos o ya no vale ninguna otra opción? ¿Por que ser catalan es mejor que ser español o viceversa?
Mucho nos quejamos los catalanes de que en españa no se nos respeta, que hay gente anticatalanista que no permite la pluralidad. En ocasiones, incluso, vamos de progres, enarbolando la bandera de la libertad, pero no, señores, no nos engañemos, buscamos lo que nos interesa. No estamos dispuestos a aceptar que la pluralidad es lo mejor que le puede pasar al ser humano, escondemos nuestra absoluto desprecio por la riqueza que es ser barceloneses, catalanes, españoles y europeos. La historia ha ido como ha ido, y ambas historias estan indisolublemente unidas. Nos guste o no. Igual que hubo muchísima gente en la manifestación del sábado, tambien ayer hubo mucha gente en cataluña sintiéndose orgullosa de la selección de su país.

Por otro lado, sobre el Estatut y lo que comenta MarcArt de posibilidad de referendum y que la sociedad catalana siente a España como un lastre, tengo un par de opiniones:
-Primera: A mi también me parece un lastre que tres diputados de un partido regional (señores, CiU es regional) estén en una camara nacional y toooooooooda España dependa de lo que estos señores decidan hacer o pedir ese día.
-Segunda: Si echo vista atras, creo que se está utilizando todo este tema del Estatut como una maniobra de distracción. Por supuesto que no menosprecio los derechos de mis compatriotas catalanes, pero señores, ¿Como se explica que se haya montado antes una manifestación en contra de la sentencia y nos esté costando tanto montar una huelga general, y las que se han ido organizando hasta ahora no han tenido el seguimiento deseado? Cuando ponemos en la palestra un tema bien candente, ya verás como la gente se tira a ello como peces.
Tercero: Esto va a ser una comparación muy fuerte, pero os recuerdo que el pueblo alemán, tras la I Guerra Mundial era pobre, vivia en crisis y también sintió que alguien le estaba molestando... y el señor Hitler salió canciller DEMOCRÁTICAMENTE. Conclusión, no creo que las situaciones delicadas y de exaltación de sentimientos, tanto personales como de sociedad, sea el mejor momento para estar tomando decisiones tan necesitadas de reflexion como independencia si o independencia no.

Anónimo dijo...

Bueno, Nacho, me temo que tu visión del tema no es la más extendida. Ni las encuestas, ni los partidos políticos, ni las respuestas ciudadanas ni ningún otro aspecto sociológico o político dan a entender que tu punto de vista en España es no ya mayoritario, sino significativo. La realidad es que la España exclusivamente de cultura castellana, con una estructura centralista y donde los catalanes molestan es claramente mayoritaria. De hecho, va a más, hasta el punto de que si se hiciese una reforma constitucional en España no sería en dirección federalista sino recentralista.

En Cataluña hay una corriente importante de gente que defiende una España federal y plurinacional, donde se parta más de la voluntad de los pueblos que no de la voluntad de una mayoría castellana, pero cada vez les quedan menos argumentos.

Personalmente, yo soy independentista, pero no por orgullo o por gusto propio, sino porque no veo manera de encajar en España. Y como yo, cada vez más catalanes. En la manifestación del sábado, donde fuimos una burrada de catalanes, no había ni una sola pancarta pidiendo más autonomía. Lo que se pedía, lo que se coreaba, y una buena parte de las banderas indicaban, es que la gente está ya por un estado propio, por la independencia.

Es triste decirlo, pero así estamos. Esto es un matrimonio que ha pasado el punto en el que los vínculos pueden rehacerse. Ya sólo, me temo, es cuestión de tiempo la ruptura definitiva, y más aún cuando los diarios de tirada nacional, sin sorpresa para ningún catalán, han menospreciado la manifestación reduciendo los participantes, tergiversando el mensaje general de la manifestación, utilizando cierta tensión con Montilla para empañar una manifestación totalmente pacífica, etc. Es todo tan previsible que cada gesto nos indica que lo mejor es irnos.

Ahora sólo falta que se pueda sin que se nos manden los tanques...

Anónimo dijo...

Cuanto se agradece desde Catalunya encontrar en la meseta a alguien que parece entender el sentir de los catalanes. Pero me temo que son muy pocos los españoles que puedan secundarte. Se impone el "Santiago y cierra España". En esta Ëspaña castellana que sólo ve en lo periférico algo folclórico y anecdótico que en absoluto puede contravenir "la indisoluble unidad de la nación española" los catalanes como yo no estamos a gusto. La vía estatutaria ya cansa y no da más de si. El soberanismo gana adeptos. En mi caso soy independentista por idealismo puro. Los pueblos tienen el legítimo derecho a regir su propio destino y ese derecho prevalece sobre cualquier marco incluyendo la constitución del 78. Por cierto que "la indisoluble unidad de la nación española" tal como reconoció Miquel Roca Junyent, uno de los ponentes del texto constitucional, fue impuesta por el ejército de la época. En definitiva quiero decidir mi destino. No quiero ser tratado como un menor de edad por el que deciden otros eternamente. Somos un pueblo y una nación porque así lo sentimos, lo queremos y lo manifestamos en todas las elecciones que se celebran en nuestra tierra y nadie tiene derecho a conculcar nuestra decisión.
En España hemos comenzado la casa por el tejado. No hay un reconocimiento del otro. No se acepta ni siquiera la idea de que podamos ser algo distinto y sobre esa falta de reconocimiento se han repartido competencias contribuyendo a la idea de que las autonomías son un despilfarro.
En el Reino Unido un inglés sabe que un escocés es alguien nacionalmente diferente y lo aceptan con naturalidad, sin embargo el parlamento escocés tiene transferidas muchas menos competencias que el catalán o el vasco. Pero tienen lo fundamental el reconocimiento del otro. Los ingleses aceptarían sin rechistar la independencia de Ëscocia o Gales si una mayoría democrática lo justificase. Dudo mucho de que aquí se aceptase de la misma manera, porque ni siquiera se nos percibe como otro con quien dialogar sino como parte de un todo que sólo debe acatar.

Nacho Martín dijo...

@Bronte, gracias a ti. Esperemos que hagamos cada vez más ruido :)

@MarcArt, es posible que peque un poco de idealista, pero me resisto a creer que las cosas no puedan cambiar para mejor. No es fácil pero por suerte las nuevas generaciones, en mi opinión, estamos más sensibilizadas con este tema, en parte porque no hemos nacido bajo el yugo del "Una, grande y libre". Por supuesto que me pasaré a leer tu blog. No te preocupes por el idioma, entiendo el catalán perfectamente :)

@Anónima 1, aportas otra visión dentro de la sociedad catalana. ¿Tú estarías de acuerdo en que se celebrara un referéndum de autodeterminación?

@Anónimo 2, seguramente mi visión no es la mayoritaria, pero como he dicho antes, por suerte la gente joven empieza a ver la realidad catalana de otra forma. En mi opinión sí es posible avanzar hacia una mejor relación Cataluña-España, pero para eso aparte de cambiar la visión de la sociedad también tiene que haber un profundo cambio de nuestra clase política.

@Anónimo 3, estoy de acuerdo en lo que mencionas sobre la Constitución. Espero que las cosas puedan cambiar para que la gente deje de ver la independencia como la mejor salida de una España que no les hace por entender.

Os agradecería a los anónimos que al menos pusieséis un nombre o nick en el comentario, para poder dirigirme a vosotros de una manera más fácil.

Gracias a todos y un saludo.

Anónimo dijo...

Hola Nacho, gracias por responder (soy Anónimo 1)

Verás, sería interesante que se tuviera más en cuenta la opinión del pueblo catalán, pero parece que solo hay una opción: la de la independencia. Sin embargo, yo veo otras, como que España hiciera el esfuerzo por entender la realidad catalana o bien plantearnos un estado de tipo federal. Creo que esto es lo que más se acercaría a lo que busca cataluña. En mi opinion, y en relación con el tercer punto que comenté, crero que la sociedad se siente tan presionada y tan poco tenida en cuenta que ha ido al otro extremo, pero a veces, siento decirlo, suena a rabieta. Creo que la consulta, en todo caso, debería ser más amplia, no solo "independencia si o no" y debería integra a la totalidad de España. Actualmente, nos guste o no, constituimos todos un país y lo que ocurra en un punto afecta a otro, así que no debería tomarse ninguna decisión ignorando a los demás.

MarcArt dijo...

Anónimo 1, si se incluye al resto de España en la consulta/referendum, que no te quepa ninguna duda que se elegirá seguir tal y como estamos, entonces, ¿para qué preguntar? La que no está a gusto en el modelo de España que quieren la mayoría de españoles (no es un tema de partidos políticos, es la sociedad misma la que ya ha elegido) es Catalunya, con lo cual debe de ser ella la que se aclare sobre su futuro. Es como si un hombre se quiere divorciar de su marido y le preguntas al marido si le deja al otro divorciarse... es un contrasentido!

Anónimo dijo...

Gracias por contestar. Soy anónimo 3. Sé que el derecho a la autodeterminación sólo está previsto en la ONU para procesos de descolonización, pero sí que ha habido referendums de este tipo en Quebec y Groenlandia y está previsto otro en Escocia y no son exactamente colonias. En cualquier caso este derecho lo ejerce el sujeto que se quiere autodeterminar. Pobrecitos lituanos si su independencia se hubiera votado en Moscú. Pobrecitos croatas o montenegrinos si se hubiera votado su independencia en Belgrado. Ningún estado constituido quiere perder territorios ni automutilarse, pero sinceramente no le corresponde a un ruso de San Petersburgo decidir el futuro de Estonia. Eso le correponde a los estonios. Aquí vuelve a fallar la constitución española que no reconoce más que la voluntad de todo el pueblo español en conjunto. Lo dicho los catalanes no somos un sujeto político a considerar y como nada somos nada merecemos contra lo que me revelo.

Anónimo dijo...

Hola de nuevo, Nacho (anónimo I)

Tal vez el resto de españa no conoce los diversos modelos que se pueden construir. Parece que existe una opinion amplia en la que "o centrista o nada". Tal vez si se tratara el tema del federalismo a nivel nacional, al menos la población podría conocer de que va y no cerrarse en banda ante cualquier amago de "independentismo". Realmente, Nacho, parto de la base de que nos falta cultura y no se puede tener un debate como dios manda si la gente no sabe lo que hay. Creo que uno de los problemas que tenemos en españa es que somos, en general, bastante desconocedores de las opciones posibles. Nos movemos por "sentimientos" y al final, eso no favorece a nadie.

Anónimo dijo...

Gracias por el artículo. Yo no era independentista pero el TC me obliga a serlo porque no hay otra salida.

Me gustaría creer que son mayoría los españoles que no tienen ningún problema con la existencia de Catalunya, los catalanes, y el catalán.La pena es que el único mensaje que nos llega de España es que debemos erradicar nuestra cultura y dejar que otros desde lejos gestionen nuestras cosas (y loo hagan mal, que lo sabemos).

Hemos pasado por el franquismo y el postfranquismo (llamado democracia) hasta llegar a este punto donde se nos dice por escrito y muy claro que no tenemos derecho a existir.

Muchos creiamos que ZP representaba la España abierta, plural y respetuosa.De alguna manera es verdad que lo representa pero se le ve bastante solo en el PSOE y parece que solo tiene discurso.Ha llegado un momento en que no nos creemos nada de España ni tenemos confianza en que cambie nada.

El cansancio que tenemos los catalanes es muy grave.Los nacionalistas españoles se rien y nos siguen diciendo que trabajan para erradicar nuestra cultura como aportación al mundo. A mi me parece una vergüenza que el único plan de España para Catalunya sea acabar con su cultura.Es impresentable se mire por donde se mire pero es así.

Yo creo que los catalanes lo hemos intentado todo pero no dejamos de recibir insultos, desprecios, y humillaciones en forma de mentiras que se repiten una y otra vez: somos los judios de los españoles.

Así que gracias por el artículo;es lo que necesitamos escuchar pero sois una minoría los que mostrais respeto.

Nacho Martín dijo...

@Anónimo 1, de acuerdo contigo. No todo es blanco o negro, hay matices. Y lo que tú propones creo que se ajusta muy bien a lo que puede querer el pueblo de Cataluña. En lo de la "falta de cultura" también estoy en parte de acuerdo, porque la mayoría de la gente si les hablas de un Estado Federal se creerá que España se rompe.

@Anónimo 3, es un tema espinoso, sin duda, pero es cierto que no debe seguirse tratando al pueblo catalán como si fuera menor de edad y España su tutora.

Anónimo 4 (el último), lo que más me decepciona sin duda es lo que tú dices, que el pueblo catalán se esté cansando ya de confiar en España. Eso significa que desde aquí no se ha hecho algo bien. Desde luego, yo pondré mi granito de arena para que esto se corrija.

Gracias a todos por vuestra participación. Un saludo.

Publicar un comentario

Anteriormente...

Con la tecnología de Blogger.